tortillitas, panquequitos y demases!

Tw: @laovejaagria
Ig: @nailianail

y si, la gorda no le escapa a las redes sociales.

27 de diciembre de 2009

Africa




Los países africanos reduplican leyes represivas para castigar la homosexualidad. Lo paradójico es que lo hacen en nombre de una identidad pura y verdadera, de aquello que los diferencie de sus antiguos colonizadores y, según se dice ahora, exportadores de gays, travestis y lesbianas. (Por Carlos Figari)

Los países africanos siguen sumando tristes hitos con respecto a los derechos Glttbi. Ruanda estaría a punto de aprobar una ley penalizando las relaciones consensuales entre personas adultas del mismo sexo, y Uganda endurece más las leyes que ya tiene.

Como muestra de este retroceso bastan las declaraciones públicas del presidente de Tanzania, Mugabe, para quien “los homosexuales son peores que los perros y los cerdos”. En la institucionalmente progresista Sudáfrica, el nuevo presidente Jacob Zuma carga con 783 acusaciones de corrupción y violación, en un país donde ése es justamente el “remedio” para las lesbianas. Y no estamos considerando en esta lista los países del Norte africano de influencia musulmana, donde cadena perpetua o pena de muerte es ley.

Muchos de estos países, de reciente descolonización, debaten aún qué es, o mejor, qué debe ser su cultura “nacional”. Según la especialista Gayatry Spivack, se está produciendo un proceso de reinscripción de lo que quedó de su cultura original bajo los términos del colonizador, y el mismo concepto de “nación” es un ejemplo de esto. Estas operaciones de hibridación cultural han determinado, entre otras cosas, que la “homosexualidad” sea rechazada, por considerarla un “defecto” de Occidente, introducido por los colonizadores europeos, ajeno, por ende, a las costumbres africanas. Quienes contraargumentan, sostienen que en Africa precolonial siempre existieron prácticas homosexuales, documentadas en numerosos registros etnográficos. Ninguna de las dos argumentaciones es completamente cierta.

Lo que introdujeron los colonizadores fue la normativa sexo/genérica y su correlato en sexualidades periféricas. Es decir, no sólo llevó en sus leyes la categoría homosexual sino también su condena y persecución al Africa. Y en segundo lugar, en Africa no existieron prácticas homosexuales previas a esta designación por parte del colonizador, pero sí otras. Muchxs antropólogxs describieron los más variados arreglos afectivos/eróticos/sexuales en una diversidad cultural inmensa. Del “travestismo” sagrado de los quimbanda de Angola y Congo a los jovencitos tomados como “esposas temporales” entre los guerreros azande. La corte travestida de la reina Xinga de Angola y los complejos rituales de los reyes bantúes como el mirare lagwam, príncipe de los lacuna, asimilado a la reina de las termitas y confinado a su palacio, que es el hormiguero seminal: desde allí cumple las funciones simbólicas de procreación incesante a través de las estaciones del año identificadas genéricamente. Pasa así sucesivamente de la feminidad a la androginia y a la virilidad, engendrando simbólicamente toda la creación.

En síntesis, tal y como la conocemos, la “homosexualidad” es un concepto occidental y sólo tiene sentido dentro de esta matriz cultural. En todo caso si los europeos introdujeron algo en Africa, fue precisamente su carácter de estigma.

Pero el problema no acaba aquí, sino que más bien comienza. En sus procesos de independencia y de rechazo a la cultura del colonizador, las noveles naciones debieron determinar qué contenidos deberían constituir su “identidad nacional”. O sea, la grave cuestión de buscar y definir qué contenidos son auténticos. Uno de los peligros de intentar realizar una recuperación de significados considerados auténticos es que tal autenticidad sea representada por sectores que intentan someter a otros pueblos, a otras etnias, a otros géneros. Es decir, puede que se tomen los peores rasgos del colonizador, pero legitimados bajo el barniz de un contenido popular auténtico africanista y anticolonialista.

Esta, a mi juicio, es la operación que se da con respecto a la diversidad sexual en Africa. Se hace tabula rasa de las variantes sexuales precoloniales y se lee la sexualidad africana como heterosexualidad occidental. Así, el razonamiento, contradictorio por cierto, es: “Siempre fuimos heterosexuales, ergo, la homosexualidad es una introducción europea”. A todas luces absurdo, ya que uno presupone al otro. Si siempre fuimos héteros, entonces siempre tuvo que haber homos; si no, ¿éramos héteros respecto de qué?

El problema de buscar identidades nacionales (así como las identidades de todo tipo, incluso las nuestras...) algunas veces puede abonar el camino al infierno, a pesar de sus buenas intenciones.




*texto que me parecio interesante compartir, definitivamente no consigo entenderlos... en fin, buena semana! (:

9 comentarios:

Menage A Trois dijo...

thanks for sharing :)
saludos
menage

Bichita23 dijo...

Interesante el artículo como siempre eres inquieta, te sigo porque no eres banal, el problema Ursula es cultural, justificar lo injustificable, y la lógica es aplastante si hay hetero por argumento en contrario debe haber homos , tranquila sigue con tu vida que todo llegará, imagino que odias la navidad y el año nuevo pero igual deseo para tí lo mejor para el 2010

chaly vera dijo...

Pobres negros, si hacen asi ¡esta mal! si hacen asa ¿por qué? ¿para qué? Dejenlos cada pais esta libre de hacer lo que le da gana, aunque lo que digan hoy contradiga lo que dijeron ayer. ¿por qué odias la navidad? No pregunto, cada cual es libre de amar u odiar lo que le venga en gana.
Eso de monja...?? Te libera del sexo??

ursulaa! dijo...

no soy monjaa! jjaj pero lo pense de adolescente... no podria ahora.. creo ke revolucionaria el convento!
y no odio la navidad... :S no dije eso... solo me es indiferente... pero siempre aprovecho la oportunidad para pasar con amigos tomando y festejando!
gracias por sus comentarios... y ke bueno les gusto el articulo!

Napoleon dijo...

Es indignante lo que puede hacer la intolerancia maquillada en esa busqueda de la identidad nacional. muy triste que se castige eso. si esta mentalidad tan retrograda sigue creciendo como esperamos que Africa pueda salir del hoyo en el que esta.
Interesante....

Saludos..
Feliz Año Nuevo 2010!!!

Mademoiselle de Maupin dijo...

Es objetiva y universalmente
inmoral,
trátese de la galaxia,
época,
cultura,
sociedad,
individuo,
de que se trate,
la condena del amor idílico
y erótico
entre semejantes
-personas del mismo género-
debido a que no concuerda
con los designios
del Bien Sumo,
absoluto y eterno:
no calza con los valores
universales de la caridad
y la compasión
ni con un modo de amar elevado
que se circunscriba
a la belleza y a la virtud
prescindiendo del género.

Los africanos
deberían nutrirse de Platón.

Recomiendo leer
del honorable Maestro:
“El Banquete”
y
“Fedro”.

Tratan sobre el amor
idílico y erótico
entre semejantes
-personas del mismo género-
en un sentido espiritual,
elevado y superior,
pero no ausente de expresiones
corpóreas: gestos simbólicos.

Mademoiselle de Maupin dijo...

También recomiendo leer
la poesía de la bella poetisa griega
Safo de Lesbos,
doncella a quien Platón
designó como la “Décima Musa”
-en la mitología griega eran nueve-.

Plasma de una manera exquisita
el amor idílico y erótico entre féminas.

carlosfigari dijo...

Hola Úrsula, que bueno que hayas reproducido mi texto. Por si te interesa te dejo mi blog para que veas muchos más escritos.

http://carlosfigari.wordpress.com/

Un abrazo

Anónimo dijo...

top [url=http://www.xgambling.org/]001casino.com[/url] coincide the latest [url=http://www.realcazinoz.com/]free casino games[/url] unshackled no consign reward at the foremost [url=http://www.baywatchcasino.com/]free casino games
[/url].