tortillitas, panquequitos y demases!

Tw: @laovejaagria
Ig: @nailianail

y si, la gorda no le escapa a las redes sociales.

8 de enero de 2010

besos de las barbies





que me dicen de esto?:

"El padre y yo, cuando volvemos de algún viaje, le traemos de regalo una Barbie. Tratamos de que sean diferentes, pero a veces nos repetimos. Compramos la muñeca más barata de la serie que ofrecen en el free shop. El padre y yo estamos separados desde que ella es bebé. Solemos repetirnos y traer aquellas Barbies onda playera, bikini y con los anteojos de sol sobre la frente. Intentamos variar, comprar las que tienen el cabello o la piel de otro color. La Barbie Teresa que es latina, la Barbie Nikki que es negra. Mi hija suele re-bautizarlas según del lugar de donde las traemos. Por ejemplo, Erica Chaco, porque la compré en el Chaco o Arielle Rioja. Una vez, dos o tres años atrás, le conseguí un Ken con pelo natural. Como los fines de semana, las Barbies van y vienen en una bolsa a la casa de su padre, el Ken perdió la cabeza ahí. Nunca más volvimos a encontrar su cabeza.
Por ese tiempo, ella me preguntó: ¿qué voy a hacer con las Barbies?; ¿se pondrán de novias entre ellas? Para colmo de males, Ken estaba faltante en existencia en las jugueterías: Mattel no estaba exportando Kens a la Argentina. Pensamos en comprar un Ben 10 o algún otro machote que pudiera hacer de novio. Eran demasiado caros; no pudimos.
Un día, ella me preguntó qué era ser gay. Le dije lo que me vino a la mente y que me pareció más honesto: son hombres que se enamoran de hombres y mujeres que se enamoran de mujeres. Me miró sonriente: el problema de las Barbies estaba arreglado. Al día siguiente, Erica Chaco y Verónica Montserrat (la compramos por el barrio) se estaban besando. “¿Qué hacés?”, le pregunté. “¿Vos no me dijiste que hay personas gay?” En el curso de esa semana, conseguimos un Ken, con el pelo pintado y tabla de surf. Era un Ken de verdad bonito, delicado. Mi hija casó al Ken con una muñeca articulada marca Lucy, embarazada y a quien gracias a un mecanismo del vientre puede quitársele y ponérsele el bebé. A la boda de Lucy con Ken asistieron todas las otras y tuvimos la fiesta en paz. Pero dos días después Sabrina Córdoba se besó con Analía Rosario. Miré a mi hija; ella dijo admonitoria:
—Vos me dijiste que había personas gay.
Asentí.
Hay muñecas gay también.
Por lo menos, mi hija las tiene."



yo estoy de acuerdo con la concientizacion a los menores (deforma adecuada) de que hay personas "gays" o mejor aun "bisexuales"... de que se puede elegir libremente y sentir asi, sin censuras ni parámetros... no se ustedes, pero lo adoptaria como modelo de educacion para los hijos que por ahora no pienso tener

*espero opiniones...

12 comentarios:

Butterflied dijo...

Yo pienso educar a mis futuros hijos en la diversidad. Lo tengo muy claro. Es lo mejor para que sean personas abiertas, sin prejuicios, sin traumas, sin miedos... Por yo ser bisexual no espero que mis hijos lo sean, pero sí que conozcan todas las posibilidades que les da la vida, que sepan todas las opciones donde pueden escoger y que sepan respetar las elecciones de las personas que les rodean.

Me parece muy sencilla la forma en la que esa madre le explicó a su niña qué eran los gays. Sencilla, real, verdadera. Sin más rodeos y sin explicaciones ni alusiones a su propia idea de lo que son los homosexuales. Me ha encantado.

Un saludo.

Mademoiselle de Maupin dijo...

Todo niño posee el derecho de ser educado de acuerdo con los valores y principios espirituales legados por el Bien Sumo, el derecho de ser educado en la Verdad y en el reconocimiento del genuino amor. Violar los derechos infantiles significa caer en infracción.

El legítimo amor idílico y erótico es aquel que se da en función de la belleza y de las virtudes del ser amado, y no en función de su género, de si es hombre, mujer u otra cosa. El amor humano debe someterse a la belleza y a la virtud, que son sus superiores, y no al género, que es su inferior.

La heterosexualidad, la bisexualidad y la homosexualidad son, en su sentido ordinario, en el uso corriente, por lo tanto, ilegítimas. La persona que ama de verdad, no ama al género, sino a la virtud y a la belleza que abriga y manifiesta su ser amado o al ideal que las encarna. Siendo así, no es heterosexual, ni bisexual, ni homosexual. Simplemente es una persona que ama.

Y el erotismo, regalo del Cielo, don excelente, debe someterse al amor humano, que es su superior, y no este a aquel, que es su inferior. Cuando el erotismo se somete a un genuino amor humano que se encuentra a su vez sometido a la belleza y a la virtud en lugar de al género, acontecen maravillas de las cuales Platón nos habla en sus obras “El Banquete” y “Fedro”.

Esta no es una humilde opinión. Este es mi no humilde conocimiento.

Delirios Purpura dijo...

Bueno, digamos que hasta en la psicología los muñecos o barbies, etc son utilizados como medio terapeutico para tratar diversos transtornos emocionales, sexuales o psiquicos del niño/a y por supuesto pienso que deberían ser parte de la enseñanza y como una nueva cultura a la apertura de más que tolerancia, aceptación a toda orientación sexual... que sin duda dada la polémica a la aceptación del matrimonio, como sociedad debemos revolucionar si queremos buenos y mejores resultados y claro con un conocimiento bien sustentado.

Un saludo!!

♀MakTuB♀ dijo...

si definitivamnte mis hijos q por el momento no piesno tener..(aunq ciertos niñ@s te despierten el instinto maternal..aunq solo es por un momento)
en fin... seran educados sin prejuicios a la sexualidad de cada ser...
la sociedad no cambiara de un dia para otro..pero pokito q poco tal vez se avance.
saludos!!!
lindo blog..ahora nose q haras pa sacarme de aki.. ^^ jejeje
buen dia! (:

Menage A Trois dijo...

Hola Ursula!
te pido un pequeño favor,
mandame un mail, esta en mi perfil, que te quiero consultar algo.
saludos :)

¿Lesbiana? dijo...

Creo que habría mucha gente que preferiría que su hija haga poligámico a Ken y que las Barbies sufran por tener que compartir a un hombre antes que explicarle que los gays se enamoran y aceptar que una hija es tolerante.

Anónimo dijo...

Me llamó la atención esto, pero ese no es el punto. El punto es que me encanta tu perfil :)
Siempre sincera.. qué sea POR SIEMPRE así (ironía)

Bichita23 dijo...

Parte de la no estigmación, supone educar a los hijos en la verdad, creando conciencia de la diversidad y desde alli es que podrá cambiarse el sistema, metodos los que quieras pero con la verdad y el respeto que amerita la situación
Carilos Ursula

Sofy M dijo...

Según la oms(organización mundial de la salud) la homosexualidad no es enfermedad y según la psicologia, no es una perversión.Concuendo con que hay que crear conciencia en la gente y más que nada ser fiel a uno mismo, mientras esto no implique garcar a nadie, obvio.Te acompaño en tu lucha por la igualdad.Besos.

CAÓTICA dijo...

Personalmente, me encantó la naturalidad de la explicación de la mamá a la niña. Creo que yo hubiera hecho exactamente eso...Aunque no me planteo los niños de momento, sé que cuando llegue la hora, intentaré educarlos para que entiendan que cualquier forma de amar es buena. Al menos, para que no vivan con el miedo a la intolerancia que estamos viviendo nosotros, y que se ha vivido en el pasado. Saludos, ya sabes que paso de vez en cuando...

Amadeus dijo...

No sé muy bien que podría decir de más que “mademoiselle de maupin”, si no decir que expresa lo esencial de mi pensamiento. Cuando amamos de verdad, amamos un ser de manera independiente de su género, de eso estoy convencido.
Sin duda, una educación abierta y tolerante (así como los ejemplos cotidianos) hacia la diversidad es esencial. Sin embargo y en práctica seamos modestos respecto al impacto real de esta. Mi hermano y yo recibimos la misma educación, el es gay y yo prefiero las mujeres -no por falta de haber intentado la alternativa - tal vez tengo mejor gusto que mi hermano :-) (broma)
Un verdadera delicia tropezar con tu blog.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Boniito boniito !